HONG KONG, VIVIENDAS DE 1’5 A 9M2

Hong Kong, calles comerciales llenas de marcas de lujo, joyas y tecnología a los ansiosos consumidores. Su horizonte lleno de rascacielos alberga negocios que convierten a la ciudad en uno de los principales centros financieros del mundo.

Sin embargo, tras esta fachada de glamour, unas 200.000 personas (40.000 niños), viven en espacios desde 1,5 a los 9 metros cuadrados.

Con una población de cerca de 7,5 millones de habitantes y sin apenas terrenos para construir, el mercado inmobiliario de Hong Kong se ha convertido en el más caro del mundo. Los alquileres desorbitados, decenas de miles de personas no tienen otra opción salvo vivir en chabolas ilegales, unidades subdivididas con la cocina pegada al retrete, casas ataúdes y casas jaula, y que suelen estar fabricados a partir de malla metálica. «Cocinar, dormir… todas las actividades tienen lugar en estos espacios diminutos», explica un inquilino. Para crear las casas ataúd, el dueño de un piso de 35 metros cuadrados lo divide para acomodar 20 camas de 2 pisos con un precio de alquiler de unos 21€ al mes.

«Puede que te preguntes por qué debería importarnos si esta gente no forma parte de nuestras vidas», escribe ese mismo inquilino en su Facebook. «Pero estas son las personas que aparecen en nuestras vidas cada día: son los camareros que te sirven en los restaurantes en los que comes, los guardas de seguridad en los centros comerciales en los que compras, los limpiadores y los repartidores en las calles por las que pasas. La única diferencia entre nosotros y ellos son [sus casas]. Es una cuestión de dignidad humana».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
English EN Spanish ES
WhatsApp ¿Hablamos por WhatsApp?